Rompiendo el mito del squirting

Quien más y quien menos, habrá oído alguna vez hablar del squirting, seguramente en alguna visita a alguna web para adultos como Legalporno o algún amigo que te ha comentado alguna experiencia con una chica que es capaz de sentirlo. El caso es que si eres chico, seguro que querrás saber como provocarlo en una mujer y si eres chica, estarás deseando poder sentirlo por primera vez, para que tus relaciones sean mucho más placenteras. En este artículo, intentaremos explicaros que es y el modo más eficaz para experimentarlo.



Si alguna vez has visto videos calientes xxx, seguro que has visto escenas donde una actriz ha soltado un chorro de líquido por su vagina, eso es lo que se conoce por squirting... pero no es lo mismo que la eyaculación femenina. Muy pocas mujeres suelen experimentar el squirting, el cual dicen que se consigue estimulando la zona G de un modo intenso en una mujer, un líquido que está compuesto principalmente por urea y componentes propios de la orina. En cambio la eyaculación femenina es un femómeno mucho más habitual, el cual llega en el momento del orgasmo y se trata de un líquido transparente que suele quedarse en los propios canals vaginales y que incluso, puede confundirse con la propia lubricación que causa la excitación.

Para llegar a ese ansiado squirting, hay algunas claves que pueden servir de ayuda: mantenerte relajada y con la mente despejada, conectar y olvidarse de que hay que llegar a ese momento, lubricar bien la zona en cuestión, estimularlo ya sea con juguetes, tus dedos o el pene de tu pareja, no dejar de lado el clítoris y sobre todo no asustarse si os entran ganas de orinar.

Por otro lado, no hay que pensar que estáis siendo protagonistas de una película de porno gratis, así que disfrutad del momento de un modo natural. Una buena postura que podéis practicar para intentar llegar a vivir esa experiencia es la de la Cowgirl: tumbadas sobre vuestro chico, moviendo las caderas sobre él de un modo muy cómodo e inclinándoos hacia delante o hacia atrás en función de lo que necesitéis. También es muy útil la postura del perrito, ya que el pene roza con la pared frontal de la vagina y llega a la zona G de la mujer de un modo repetitivo.

Así que ya sabéis, tanto si sois jovencitas como si sois maduras porno con ganas de probar algo jamás sentido, toca practicar y mucho!!